¿Porqué es tan caro hacer una página web?

¿Porqué es tan caro hacer una página web?

Ultimamente me he encontrado varias ocasiones donde se pone en duda el alto coste que tiene hacer una página web o donde se busca a una persona única que la haga, como si eso fuese a salir más barato. 
Como creo que es porque se desconoce todo lo que se necesita para llevar a cabo un proyecto voy a intentar introducir el proceso sin entrar en tecnicismos.

Para empezar, alguien tiene que entender que es lo que quieres, que tecnologías son las más adecudas para llevarlo a cabo, decirte cuanto trabajo va a llevar hacerlo y en consecuencia cuanto te va a costar. Esto que parece sencillo creo que es el paso más complicado, ese alguien debe estar al día en lo referente a tecnologías nuevas que hagan que tu proyecto se resuelva antes y ser bueno en estimar cuanto tiempo va a llevar hacerlo para que no le suponga un problema al cliente (sobrecoste) o al proveedor (no poder cubrir gastos).

Una vez decicido que es lo que se quiere hacer, pasa por alguien que sepa del aspecto artístico plasmando los gráficos que compondran la página. Esta persona debe saber de usabilidad y de las tendencías actuales en diseño.

Con los gráficos resueltos y validados por el cliente se pasa a un proceso de maquetación, donde esos gráficos se convierten en un código entendible por todos los navegadores web. Aunque hay cada vez más herramientas para aligerar el proceso, cada día es más complicado resolver este tema: más navegadores (ordenadores, tabletas, móviles...) y con sus diferentes tamaños de pantalla que hay que adaptar.

Luego se le da vida al proyecto, pasando por las manos de un programador que incluya esos aspectos no resueltos en maquetación, como almacenar los datos que el usuario introduce, operarlos, tratarlos y crear las conexiones requeridas con otros servicios. Esta persona deberá saber varios lenguajes de programación y tener mucha idea de como funciona el proceso para ser eficiente.

Una vez terminada la web, pasa a manos de alguien que la haga disponible al mundo. Dejándola accesible en un proveedor de alojamiento y de manera segura, es decir, que se hagan copias de seguridad y que se entere (monitorización) y corrija si hay algún problema.

También hay trabajo una vez publicada la página, pues alguien tiene que hacerla visible, dando de alta la página en los buscadores y según sea el proyecto planear acciones para aumentar la visibilidad.

Evidentemente siempre hay atajos para algunas de las partes del proceso, existen diseños genéricos en venta muy baratos o aplicaciones pre-fabricadas que hace que no se tenga que hacer la de programación. Así se reducen las horas del proyecto pues solo es necesario adaptar, pero hay que evaluar cuanto tiempo llevará adaptarlo para que no sea más caro que empezarlo desde cero. 

Estos atajos no son aplicables para todos los proyectos y según cuales sean sus necesidades implica algo muy contraproducente a la larga. Imagine el reto que supone tener que adaptar una casa pre-fabricada para conseguir una mansión. Iniciará la web de forma rápida y barata pero puede que tenga que empezar de cero si su página web empieza a hacerse grande.

Encontrar a una única persona que sea buena en todos los roles es una utopía. Como cada vez existen más especializaciones en los roles, para un proyecto mediano/grande se requerirá la interacción de 4 personas como mínimo. Si contamos que hay pocos técnicos especialistas, el coste por hora es alto y preveo que seguirá subiendo si sigue aumentando la demanda.

Espero que con todo esto, se haga una idea de lo que implica hacer una página web y pueda hablar con los diferentes agentes que pretendan ayudarle con conocimiento de causa. Tampoco se sorprenda si por hacer alguna idea extravagante le presupuestan una barbaridad, todo se puede hacer, pero hay cosas que lleva mucho tiempo hacerlas, al menos, con las herramientas del momento.

Los pingbacks están cerrados.

Trackbacks
Comentarios