Troleando al sysadmin de los tranvías de Zaragoza (aclaración)

Ayer estuve involucrado en un vídeo que se hizo viral de manera muy rápida y me gustaría aclarar un par de cosas que han quedado fuera de contexto. El vídeo transcurre en una parada del tranvía de Zaragoza, habíamos sacado los billetes de una máquina de venta y estábamos esperando que llegase el próximo tranvía. De repente, empiezan a aparecer menús contextuales y ventanas de un escritorio Windows. Alguien estaba operando de forma remota para actualizar algunos programas. Decidimos grabarlo y alguien tocó a ver si podíamos operar nosotros también con la pantalla táctil, molestamos un poco al operador y nos echamos unas risas. El sistema no se vio perjudicado y nos fuimos en cuanto llegó el tranvía. Eramos parte de la comitiva mallorquina que estuvo en Zaragoza en la PyConEs2014: administradores de sistemas Linux, programadores y apasionados de la tecnología (eso además nos llevó a viajar ese fin de semana). Yo especialmente, me reí muchísimo con este caso, no llegaba a comprender como se puede mantener un sistema así. Era un compendio de malas decisiones:

Mala elección de sistema operativo, sin entrar en otras mil razones, un sistema que se tiene que actualizar de manera remota es mucho mejor que tenga un sistemas de paquetes para evitar estas intervenciones manuales.

Se podría haber hecho una intervención nocturna, para evitar coincidir con los usuarios.

Se podría haber realizado un buen sistema de gestión remota para bloquear la pantalla táctil de la máquina remota y que no se mostrase nada al usuario.

Al llegar a la isla, publicamos el vídeo en youtube y yo puse un tweet para compartirlo. Se hizo viral y por la tarde estaba en portada de menéame  y algún que otro lugar con tráfico. Debatimos en el grupo y decidimos auto-censurarnos. El vídeo se veía sin el contexto y no favorece en nada a nuestra imagen. Aunque a nosotros nos avergüence que todo el mundo vea como nos reímos de este sistema, lo que debería darnos vergüenza a todos es que nuestras administraciones se gasten una barbaridad de dinero de nuestros impuestos en pagar a corporaciones americanas por sistemas operativos de juguete y sistemas con tan poca calidad como este. Mucho más cuando vecinos nuestros como alemanes o franceses llevan años implementando casos de éxito de software libre en las administraciones. Aunque se que seguramente esto no se hará tan viral como lo de ayer, tenía que perder un rato de mis preciadas vacaciones en aclararlo. Por cierto, me llevo un gran recuerdo de Zaragoza, es una ciudad muy bonita, con gente muy amable y divertida, que creo que se ha visto arrastrada por sus políticos hacia obras faraónicas igual que en muchas partes de España (Mallorca entre ellas).

Los pingbacks están cerrados.

Los comentarios están deshabilitados.